REFLEXIONES DEL CARDENAL CUPICH

EL CARDENAL BLASE J. CUPICH REFLEXIONA

PREPARACI脫N PARA EL D脥A EN QUE REZAMOS POR LOS MUERTOS

Publicado en el Chicago Catholic, 15 de octubre de 2017


Los cristianos creemos que en nuestra adoraci贸n expresamos lo que creemos y quienes somos. Este es el significado del antiguo lema "lex orandi, lex credendi." Dicho principio se ilustrar谩 de nuevo este 2 de noviembre, como todos los a帽os cuando celebramos la conmemoraci贸n de los fieles que han partido, usualmente conocido como el D铆a de los Difuntos.

Pi茅nsenlo. Elegimos un d铆a especial exclusivamente para quienes han dejado esta vida. Sin duda, hacerlo es un testamento de nuestra obligaci贸n de orar por ellos. Dicha obligaci贸n se basa en nuestro entendimiento y experiencia de ser miembros del Cuerpo de Cristo.

Estamos unidos los unos a los otros a trav茅s de nuestro Bautismo com煤n en un lazo que la muerte misma no puede romper. La muerte no disminuye nuestra responsabilidad de apoyarnos como disc铆pulos, peregrinos que han aceptado la llamada de Jes煤s: "Ven y s铆gueme". As铆 como en la vida nos acompa帽amos mutuamente, tambi茅n lo hacemos en la muerte. Asumimos dicha responsabilidad mutua con seriedad cuando nos congregamos en la Eucarist铆a para recordar a quienes han muerto en la fe, o cuando visitamos cementerios y oramos en privado por todos los muertos.

Este d铆a de oraci贸n por los muertos tambi茅n ofrece una medida correctiva a la tendencia de reducir nuestros ritos funerarios a servicios conmemorativos o simples celebraciones de la vida. Sin duda hay muy buenas razones por las que recordar las virtudes de quienes han fallecido, reconocer sus contribuciones a nosotros y al mundo. Pero estas expresiones son secundarias y debemos tener cuidado de que los largos elogios no env铆en un mensaje que sea contrario a nuestra creencia de que en la muerte "cambia la vida, pero no termina". Como tal, los funerales cat贸licos son antes que nada sobre el Cuerpo de Cristo que ora por uno de sus miembros.

Tenemos confianza de que as铆 como nuestras oraciones asisten a los muertos en la vida, tambi茅n lo hacen en la muerte. Dicha oraci贸n tambi茅n puede ser muy reconfortante para los que quedamos, porque nos une en cierto nivel a aquellos que han desaparecido en la cierta y firme esperanza de que un d铆a volveremos a estar con nuestros seres queridos.

El D铆a de los Difuntos nos recuerda tambi茅n que las personas por las que oramos est谩n en un estado de purgaci贸n (no de castigo). Est谩n esperando, como lo dice el Catecismo, "lograr la santidad necesaria para ingresar a la alegr铆a del Cielo".

Hace algunos a帽os, un grupo de adolescentes me pidi贸 que les explicara el purgatorio. Muchos de sus amigos no pod铆an entenderlo y ellos no sab铆an c贸mo explicarlo. Sab铆a que ten铆a que responder de manera tal que tuviera sentido para ellos.

Por lo tanto, despu茅s de tomarme un momento para ver a la clase, me dirig铆 a una ni帽a que estaba sentada en la primera fila y simplemente le dije mientras miraba sus ojos: "Veo que eres realmente alguien especial." Ella se sinti贸 avergonzada, como yo lo hab铆a anticipado. Entonces, le dije a la clase: "Vean lo que acaba de ocurrir. A menudo nos sentimos avergonzados cuando alguien nos dice un elogio porque muy profundamente dentro de cada uno de nosotros tenemos serias dudas de que seamos buenos, especiales y simp谩ticos. El purgatorio es la manera en que Dios nos mira a los ojos y nos dice una y otra vez que somos personas simp谩ticas, especiales, amadas por 脡l hasta que realmente lo creamos y no nos avergoncemos. Su esfuerzo para tratar de convencernos de que nos ama, de que somos simp谩ticos, nos purifica de la oscuridad y las dudas que no nos permiten creer en su amor y nos impiden que seamos todo lo que Dios quiere que seamos. Somos purificados cuando somos capaces de mirar su cara y no sentirnos avergonzados."

Dicha explicaci贸n pareci贸 tener sentido entre estos j贸venes, quiz谩s porque ellos sab铆an muy bien c贸mo las dudas a menudo impiden que sean las personas que Dios ha creado.

Dios usa nuestras oraciones por los muertos para ayudarles a completar esta purificaci贸n, porque al rezar por ellos, unimos nuestras voces a la insistencia repetida de Dios de que son amados. Por lo tanto, este 2 de noviembre, tomen en serio su fe, tomen en serio su responsabilidad de rezar por los que han muerto y que esperan la purificaci贸n de todo lo que los hace dudar sobre Dios y su amor. Piensen en la oraci贸n por ellos como una manera de hacerles saber que ustedes los aman.

Oremos de una manera que exprese lo que creemos y nos recuerde qui茅nes somos.



REFLEXIONES PASTORALES DEL CARDENAL BLASE J. CUPICH

QUE LA PAZ EST脡 CON USTEDES

Durante mis cuarenta a帽os de sacerdocio, a menudo la gente me ha hecho preguntas relacionadas con la preparaci贸n para la muerte, para ellos mismos o un miembro de la familia. Dichas conversaciones anticipadas son ricas oportunidades para crecer en la fe y pueden aliviar el dolor cuando ocurre la p茅rdida de un ser querido. Afortunadamente, en la Arquidi贸cesis de Chicago tenemos la suerte de tener los servicios cada vez m谩s competentes del personal de Cementerios Cat贸licos de Chicago que nos ayudan al respecto. Consultarlos con anticipaci贸n al fallecimiento brinda el beneficio de depender de un s贸lido consejo obtenido durante m谩s de un siglo de experiencia y que se basa en nuestra tradici贸n Cat贸lica. Una pregunta particular en la mente de las personas de hoy es tomar una decisi贸n entre la cremaci贸n y un entierro tradicional. 驴Cu谩l es la mejor decisi贸n y c贸mo llega uno a la correcta para los miembros de la familia? Mientras las personas pueden de buena fe elegir la cremaci贸n, es importante tener personal profesional, preparado y lleno de fe disponible, como los de nuestras oficinas en los cementerios, para aprender sobre los beneficios de enterrar en un lugar sagrado a nuestros seres queridos. Los miembros del personal de Cementerios Cat贸licos de Chicago est谩n listos para asistir con anticipaci贸n, o en el momento del fallecimiento, a los miembros de la familia que se enfrentan a las decisiones y consideran dichas opciones. Ustedes pueden confiar que sus buenos consejos est谩n siempre all铆 para ayudarlos.

Ver otra informaci贸n sobre Cementerios Cat贸licos y los entierros:

NECESIDAD PREVIA

Los consultores de Cementerios Cat贸licos le ofrecen su conocimiento del cementerio y experiencia para realizar una selecci贸n informada del entierro.

Leer m谩s

OPCIONES DE ENTIERRO

Cementerios Cat贸licos ofrece un paquete econ贸mico que incluye todas las necesidades del cementerio que se puede agregar a cualquier compra.

Leer m谩s

SERVICIOS PARA ENTIERROS

El entierro de una persona fallecida requiere muchos controles y contrapesos continuos para asegurar que no ocurra ning煤n error durante este importante procedimiento.

Leer m谩s

TRADICIONES, ALTERNATIVAS Y REGLAMENTACIONES

Para evitar romper esos 铆ntimos lazos familiares, los miembros de familias cat贸licas que no son cat贸licos pueden ser enterrados en un cementerio cat贸lico.

Leer m谩s